El tabaco se ‘fuma’ el 15% del presupuesto sanitario

El tabaco apesta - sitios > Blog del equipo > Drogas > Tabaco > El tabaco se ‘fuma’ el 15% del presupuesto sanitario

Seguro que en tu entorno más cercano has escuchado alguna vez a personas que argumentaban que “Los estados se financian de los impuestos que gravan al tabaco y por eso no lo eliminan definitivamente”.

Es un argumento utilizado con relativa feecuencia, pero con poco atino, pues una noticia aparecida hoy en la mayoría de los medios de comunicación asevera justo lo contrario: con el dinero recaudado de los impuestos aplicados al tabaco, apenas se puede cubrir la mitad del gasto sanitario que se genera por las enfermedades producidas por el tabaquismo.

Como detalla la noticia, a este dato habría que añadirle el gasto sanitario producido por el tabaquismo pasivo y los costes que a la empresa le genera el tabaquismo en cuanto a absentismo laboral, productividad, bajas médicas y si me apuras, limpieza y conservación de las instalaciones.

Te invitamos a leer las dos noticias que aquí te proponemos y que amplían la información mostrada:


Humareda de cifras en torno al tabaco

El Mundo – 29 de diciembre de 2010

  • El Estado gastó 15.336 millones en enfermedades asociadas al tabaquismo
  • Se estima que cada año 50.000 personas fallecen por el tabaco

A partir del domingo estará prohibido fumar en todos los locales públicos cerrados, una medida que llega a España envuelta en una humareda de cifras en ocasiones contradictorias y, en otras, tremendamente reveladoras.

Comenzando por el bando opositor, la Federación Española de Hostelería vaticina para el sector una caída del 10% de la facturación y 150.000 desempleados. La Unión de Estanqueros dice que se abrirán de par en par las puertas del tráfico ilícito, debido a la demanda insatisfecha de cigarrillos por la reducción de 60.000 máquinas expendedoras.

Sin embargo, el Instituto de Estudio Económicos calcula que se perderán 50.000 puestos en el sector, una cifra que supone rebajar casi en dos tercios las estimaciones de los hosteleros. La caída de las ventas de la hostelería y la restauración será de entre un 5% y un 10%, con 7.000 millones de ingresos menos respecto a las cifras de 2009.

Los hechos no corroboran que se pierdan puestos de trabajo

Las más de cuarenta entidades del sector sanitario que integran el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo alegan que los pronósticos de pérdidas “no son creíbles” puesto que “los cocina la industria tabaquera”. Los datos de la experiencia española a partir de la entrada en vigor de la Ley de 2006, como de otros países con legislaciones similares a la que se implantará en España, no son tan alarmistas.

De hecho, en 2005 la FEHR pronosticó unas pérdidas del 8% de facturación y 23.000 empleos menos para 2007 y, sin embargo, los puestos de trabajo se incrementaron en casi 50.000 y los beneficios un 10%. Fuera de España, hay ejemplos como Irlanda, donde los empleos en hostelería aumentaron un 13,7%; Francia, donde los ingresos en restaurantes subieron un 3%; y Reino Unido, donde la apertura de locales de ocio se incrementó entre un 6% y un 14%.

Lo cierto es que ya este año, la venta de cigarrillos ha caído hasta octubre un 11,1%, al alcanzar las 3.052 cajetillas, según los datos del Comisionado del Mercado de Tabacos. Esa tendencia a la baja puede seguir, porque el Gobierno ha subido un 28% los impuestos sobre el tabaco -las cajetillas cuestan en torno a 40 céntimos de euro más-, una decisión por la que el Estado ingresará 780 millones de euros adicionales.

En el ámbito de la salud, el último sondeo sobre drogas en España revela que la anterior ley no logró reducir el tabaquismo: un 32% de la población fuma, un 2% más que en la encuesta anterior. Lo cierto es que, al menos, la nueva normativa liberará a la hostelería de un aire contaminado con 4.500 sustancias tóxicas, que cada año matan en España a 5.000 fumadores pasivos.

Un informe de UGT y CCOO señala que sólo en un 3% de los 350.000 establecimientos en España se prohíbe fumar, por lo que 800.000 de 1,2 millones de trabajadores han estado expuestos a los efectos del tabaco y al riesgo de padecer cáncer de pulmón en un 30% más que los que trabajan sin humo.

El Estado gastó 15.336 millones en curar el tabaquismo

El tabaquismo es la primera causa de enfermedad evitable y se estima que cada año más de 50.000 personas fallecen prematuramente por este motivo. De los casi 100.000 millones de euros de presupuesto sanitario anual, sumado el público y el privado, en torno al 15% está relacionado con las enfermedades vinculadas al consumo de tabaco.

El Estado recaudó el pasado año 7.718 millones de euros por la vía de los impuestos especiales al tabaco, lo que significa, que por cada euro ingresado se gastaron dos en costes sanitarios y sociales.

Hay al menos 29 problemas de salud asociados al tabaquismo. Por orden cuantitativo, la patología que se sitúa en primer lugar es la enfermedad coronaria, cuyo coste sanitario el pasado año ascendió a más de 3.600 millones de euros.

Estas cifras, unidas a las que suman el resto de cuadros clínicos asociados al tabaco, arrojaron un balance de 15.336 millones de euros de gasto en 2009, dato que no incluye los 530 millones que se estima provocó el tabaquismo pasivo.

Acceder a la noticia


El tabaco se ‘fuma’ el 15% del presupuesto sanitario

Público – 21 de junio de 2010
El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo cifra en casi 16.000 millones de euros el gasto anual

De los casi 100.000 millones de euros de presupuesto sanitario anual, sumado el público y el privado, en torno al 15% está relacionado con el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco, según ha informado el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

Según han explicado, se calcula que “hay alrededor de 29 problemas de salud asociados al tabaquismo, aunque el grueso del gasto se dedica a cinco, como son la enfermedad coronaria, con un gasto de 3.600 millones; la enfermedad obstructiva crónica (EPOC)(3.000); los trastornos cerebrovasculares (710); el asma (267) y el cáncer de pulmón (163)”.

Estas cifras, unidas a las que suman el resto de cuadros clínicos asociados al tabaco, arrojaron un balance de 15.336 millones de euros de gasto en 2009, según han señalado. Además, el CNPT ha subrayado que en estos datos no se incluyen los 530 millones que se estima provocó el tabaquismo pasivo.

El CNPT ha afirmado que hace públicos estos números, “que cuentan con el aval de rigurosos estudios efectuados por expertos en economía de la salud, como el mejor modo de contrarrestar aquellas perspectivas que desde el lado de quienes se oponen a la reforma de la actual ley del tabaco (PDF), enfatizan los perjuicios que ello supondría para la economía nacional”.

El vicepresidente del comité, Rodrigo Córdoba, ha señalado que en este momento de crisis económica, “cualquier comentario que se haga al respecto llega directo a los políticos y ciudadanos”.
Por ello, ha recalcado que “no se puede obviar el elevado coste que conlleva el tabaquismo”.

El criterio de esta entidad es que los temores expresados por los hosteleros en relación con eventuales pérdidas en la cuentas de resultados, y su traslación a un menor empleo en el sector, no están demostrados, a juzgar por lo que viene ocurriendo en otros países con leyes similares a la que podría imponerse pronto en España.

En cambio, “los gastos sanitarios y sociales sí son fácilmente evaluables, pues basta con reparar en el registro de actuaciones sanitarias llevada a cabo, inferir su grado de vinculación con el consumo de tabaco y, acto seguido, ponderar el coste total”, ha indicado Córdoba.

Por lo demás, las estimaciones que hacen para España son muy parecidas a las que se barajan en el conjunto de la Unión Europea.

En concreto, la oficina estadística (Eurostat) comunitaria calcula que el gasto sanitario y social del tabaco supone el 1,7% del PIB, aunque en el CNPT van más allá al creer, por lo que hace a España, que tal porcentaje podría superar el 2% si se computan todos los costes económicos emparentados con el hábito de fumar.

7.500 millones a las empresas

De hecho, ha recordado que “pese a haberse reducido desde la aprobación de la actual ley, los costes que genera el tabaco en las empresas públicas y privadas superan los 7.500 millones de euros”.

Así, sería el reflejo de variables como el mayor absentismo laboral de los fumadores por causas de salud, la menor productividad en que se traducen las ausencias para satisfacer la adicción o la factura adicional que conlleva la limpieza y conservación de las instalaciones, especialmente en el sector de la hostelería.

La conclusión a la que llega el CNPT es que las medidas de prevención y control del tabaco no solamente generan mejoras en el nivel de salud, sino que también suponen un ahorro de costes para todos los contribuyentes.

Finalmente, Córdoba ha incidido en que “ni siquiera es válido el argumento de que el Estado tiene en los impuestos especiales al tabaco uno de sus más suculentos bocados presupuestarios, porque por esa vía recaudó el pasado año 7.718 millones de euros, lo que significa, a fin de cuentas, que por cada euro ingresado se gastaron dos en costes sanitarios y sociales”.

Accede a la noticia