Gripe AH1N1

Nos encontramos en un escenario complicado en el ámbito de la salud.

El nuevo brote de “Gripe A” está causando gran alarma. Desde aquí queremos transmitir calma: las Autoridades Sanitarias trabajan duro para minimizar el impacto de esta infección. Muchas personas padecerán esta enfermedad, pero un porcentaje altísimo la superará sin problemas.

Con todo y con esto, en esta sección iremos publicando artículos, noticias y consejos sobre la Gripe A (H1N1):

¿Qué es la “Gripe A”?

Como regla general, la gripe es una enfermedad infecciosa que produce fundamentalmente síntomas respiratorios, está causada por un virus y se contagia muy fácilmente.

La gripe por el nuevo virus A (H1N1) (que empezó llamándose gripe porcina y “nueva gripe” y que ahora se le llama Gripe pandémica (H1N1) 2009 la produce un nuevo subtipo del virus de la gripe frente al que, precisamente por ser nuevo, no estamos inmunizados y hay muchas personas que estarán en riesgo de contraerlo.

En contrapunto, muchas personas tienen inmunidad frente a los virus de la gripe estacional (la gripe que se presenta fundamentalmente en invierno todos los años) por lo que la población susceptible de infectarse es menor.

¿Cómo se contagia el virus de la gripe A (H1N1)?

Se transmite de la misma manera que la gripe estacional, principalmente de persona a persona por vía aérea (aerosol) cuando una persona con gripe tose o estornuda. Las personas pueden contagiarse al tocar algo que contiene el virus de la gripe y llevarse luego las manos a la boca o a la nariz.

El virus se puede transmitir desde 1 día antes de empezar con los síntomas hasta 7 días después.

El virus de la gripe presenta una capacidad máxima de contagio los 3 primeros días desde que empiezan los síntomas, pero se puede seguir transmitiendo hasta 7 días después, por lo que se recomienda quedarse en casa para asegurarse de no transmitirlo a otras personas.

El virus no se transmite por consumir carne de cerdo ni productos derivados del mismo que han sido correctamente manipulados y cocinados (el virus se inactiva a una temperatura de 70ºC ) .

¿Cuáles son los síntomas de la gripe A (H1N1)?

Los síntomas son similares a los de cualquier gripe: fiebre (más de 38ºC), tos y malestar general. También se puede tener dolor de cabeza, dolor de garganta, estornudos, dolores musculares y, a veces, diarrea y vómitos.

Lo más frecuente es que la gripe evolucione favorablemente en 2-4 días aunque se pueda continuar con tos una semana y sentir cansancio durante las semanas siguientes al inicio de la enfermedad. Dado que es un virus nuevo, aún no se ha determinado con exactitud la severidad del cuadro clínico que produce aunque, hasta el momento la enfermedad es leve en la mayoría de los casos.

¿La gripe puede ser grave en algún caso?

Al igual que en la gripe estacional, esta gripe puede ser grave en algunos casos. Hasta ahora los grupos que parecen presentar mayor probabilidad de sufrir complicaciones son:

  • Las personas de cualquier edad con:
    • Enfermedades del corazón (excepto hipertensión).
    • Enfermedades respiratorias crónicas.
    • Diabetes en tratamiento con fármacos.
    • Insuficiencia renal moderada-grave.
    • Enfermedades de la sangre, como hemoglobinopatías o anemias si son moderadas o graves.
    • Personas sin bazo.
    • Enfermedades hepáticas crónicas avanzadas.
    • Enfermedades neuromusculares graves.
    • Inmunosupresión (incluida la del VIH-SIDA o las producidas por fármacos que tienen que tomar personas trasplantadas).
    • Obesidad mórbida (índice de masa corporal de 40 o más).
  • Los menores de 18 años que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico (aspirina).
  • Las embarazadas: En el embarazo el sistema inmune está disminuido de manera natural, por eso hay más posibilidad de tener gripe y desarrollar complicaciones.

Es posible que más adelante, con los datos del seguimiento de la pandemia, se identifiquen otros grupos de población con más probabilidad de desarrollar complicaciones.

Recomendaciones para evitar el contagio

Los siguientes consejos son útiles para minimizar las posibilidades de infección:

  1. Lavarse las manos con frecuencia.

    ¿Por qué?

    El virus de la gripe se transmite por medio de las gotitas de saliva y las secreciones nasales al toser o estornudar.

    Las gotitas pueden quedar en las manos o en superficies (de muebles, pomos, objetos…) por eso es importante, además del lavado de manos, evitar compartir objetos como vasos, cubiertos, botellas, etc. y limpiar más frecuentemente estas superficies con los productos de limpieza habituales.

    ¿Cómo?

    Con agua y jabón durante, al menos, un minuto para que el lavado sea eficaz. Según el siguiente esquema (pinchar sobre la imagen para ampliar):

    Forma correcta de lavarse las manos

    Forma correcta de lavarse las manos

    ¿Cuándo?

    Antes y después de: tocarse los ojos, la nariz o la boca, atender a una persona enferma, comer, ir al baño, cambiar pañales.
    Después de: toser o estornudar, viajar en transporte público, volver de la calle, tocar objetos (carro de la compra, teléfonos, móviles, pomos de las puertas, ordenadores…)
    Si no tienes un lugar donde lavártelas, usa eventualmente toallitas que contengan alcohol.

  2. Taparse la boca y la nariz con un pañuelo de papel al estornudar o toser y justo después tirar el pañuelo usado a la basura.

    ¿Por qué?

    El virus de la gripe se transmite de persona a persona por medio de las gotitas que emitimos al hablar, toser y estornudar. Las gotitas pueden quedar en las manos; por eso también debemos evitar tocarnos los ojos, la nariz y la boca.

    ¿Cómo taparse?

    Según el siguiente esquema (pinchar sobre la imagen para ampliar):

    Forma correcta de toser y estornudar

    Forma correcta de toser y estornudar

    Con un pañuelo desechable o papel higiénico (justo después tirar el pañuelo usado a la basura cerrar la bolsa y lavarse las manos).
    Con la mano.
    Con la cara interna del codo.

  3. Limpiar más frecuentemente las superficies de muebles, pomos de las puertas, objetos… con los productos de limpieza habituales y ventilar más a menudo abriendo las ventanas.

    ¿Por qué?

    Las microgotas de saliva y secreciones nasales que se expulsan al estornudar, toser o hablar, pueden quedar en las manos y en las superficies, que debemos limpiar con mayor frecuencia para evitar contagiar a otras personas.

    ¿Cómo?

    Es importante limpiar a diario estas superficies con los productos de limpieza habituales, y ventilar más a menudo abriendo las ventanas.

  4. Evitar contagiar a otras personas siguiendo los consejos de los profesionales sanitarios si se está enfermo.

    ¿Cuándo?

    La capacidad de contagiar el virus puede durar desde 1 día antes de empezar con los síntomas de la gripe hasta 7 días después por lo que se recomienda extremar las medidas de higiene, y recuperarse siguiendo en todo momento las indicaciones de los profesionales.

    ¿Cómo?

    La capacidad de contagiar el virus puede durar desde 1 día antes de empezar con los síntomas de la gripe hasta 7 días después.

    La mayor parte de los casos la gripe se cura sola, con las medidas habituales: beber líquidos en abundancia, (agua, zumos…), utilizar los antitérmicos y analgésicos habituales, como el paracetamol, y seguir las recomendaciones de los profesionales sanitarios hasta recuperarse.

  5. Evitar los besos y contacto muy cercano, así como compartir vasos, cubiertos y otros objetos que hayan podido estar en contacto con saliva o secreciones.

    ¿Por qué?

    Para prevenir el contagio a través de gestos de cortesía y de los objetos de uso cotidiano.

  6. Llevar una vida sana: duerme bien, ten una alimentación saludable, bebe agua frecuentemente, lleva una vida físicamente activa, evita las bebidas alcohólicas y por supuesto, el tabaco.

    ¿Por qué?

    Llevar una vida sana nos permite afrontar la enfermedad en las mejores condiciones de salud.

  7. No modifiques tu rutina: continúa con tu vida diaria (atendiendo siempre a las precauciones que aquí te detallamos). Siempre que las autoridades competentes no digan lo contrario, continúa acudiendo a tu lugar de trabajo o estudios. Dejar de trabajar o de ir a clase no evitará que te pudieras contagiar. Te podrías infectar en cualquier otro lugar.

¿Qué hacer si se tienen síntomas?

Las personas que presenten los síntomas habituales de gripe (fiebre, tos y dolores musculares) y fiebre superior a 38ºC deben acudir a su centro de salud habitual, donde recibirán la debida información sobre la atención que precisan. Fuera del horario laboral acudir a su centro sanitario de urgencia designado.

En la mayor parte de los casos la gripe se cura sola con las medidas habituales: beber líquidos en abundancia (agua, zumos…), utilizar los antitérmicos y analgésicos habituales como el paracetamol y seguir las recomendaciones de los profesionales sanitarios hasta recuperarse, para evitar así contagiar a otras personas. Es importante extremar las medidas de higiene.

Sin embargo, deben contactar con los servicios sanitarios lo antes posible:

  • Las personas con síntomas de gripe que tengan:
    • dificultad para respirar
    • síntomas diferentes de los habituales
    • empeoramiento repentino
    • empeoramiento pasados ya 7 días de enfermedad
  • Y las personas con síntomas leves pero que pertenecen a alguno de los grupos con mayor posibilidad de sufrir complicaciones (embarazadas, enfermedades crónicas, inmunodepresión, etc.)

Enlaces de interés sobre la Gripe A

España

  • Servicio telefónico de emergencias: 112
  • Cruz Roja Española: Enlace
  • Ministerio de Sanidad y Política Social:
    • Página principal: Enlace
    • Información sobre el virus: Enlace
    • Información sobre el virus: Enlace
  • Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación:
    • Recomendaciones para viajar a Méjico: Enlace
    • Recomendaciones para viajar a Estados Unidos de América: Enlace
  • AENA:
    • Recomendaciones para el viaje: Enlace
  • Comunidades Autónomas:

Instituciones internacionales

  • Organización Mundial de la Salud: Enlace
  • Naciones Unidas: Enlace

Unión Europea

  • Salud Pública: Enlace
  • European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC): Enlace

América Latina

  • Pan American Health Organization – Organización Panamericana de la Salud: Enlace
  • Centro Regional de Información sobre Desastres para América Latina y el Caribe (CRID): Enlace

Estados Unidos

  • Centres for disease control and prevention (español): Enlace

México

  • Secretaría de Salud: Enlace
  • Plan Nacional de Preparación y Respuesta ante una Pandemia de Influenza: Enlace
  • Instituto Mexicano de Seguro Social: Enlace
  • Gobierno Federal: Enlace

Argentina

Colombia

  • República de Colombia: Enlace

Chile

Perú


Print This Post Print This Post