Nicostopper

NICOSTOPPER es un tratamiento terapéutico para el abandono total o el control del consumo de tabaco ideado en colaboración con importantes profesionales sanitarios.

Álvaro Aguirre y Manuela Blanco, prestigiosos psicólogos, han aportado sus conocimientos terapéuticos para la elaboración de Nicostopper. El desarrollo de este producto está basado en La Terapia Conductual Cognitiva y tiene como objetivo la eliminación de la conducta de fumar.
Nicostopper es un dispositivo electrónico terapéutico de feedback de tamaño reducido (poco más que una cajetilla de tabaco) que consigue que el usuario llegue a un control voluntario de la conducta de fumar, reduciendo progresivamente el número de cigarrillos consumidos hasta su completo abandono.
El dispositivo está dotado de una serie de elementos:

  • Una zona de carga de cigarrillos extraíble, que permite la inclusión de hasta 10 cigarrillos a los se accede mediante una pestaña lateral.
  • Un cargador de batería que asegura la autonomía energética del sistema.
  • Una pantalla display que dirige la comunicación con el usuario a través de un sistema multimedia con mensajes de texto, iconos, sonidos, indicadores luminosos, etc.
  • Un navegador multidireccional (que permite el desplazamiento por los diferentes menús terapéuticos).
  • Un software terapéutico.

El dispositivo está dotado de un software que contiene un menú, a través del cual, el usuario tiene la posibilidad de acceder a la terapia que más se adapte a sus necesidades. Nicostopper dispone de diferentes programas indicados para el abandono o el control de consumo de tabaco: Programa de Abandono y Programa de Autocontrol. El primero, integra tres terapias distintas, ideadas para aquellas personas que quieran dejar de fumar definitivamente de forma rápida o paulatina:

  • Fijo: Nicostopper determina la cantidad y el momento en que se puede fumar. El tiempo estimado del programa puede variar entre 4 y 7 semanas.
  • Flexible: el tiempo mínimo entre cigarrillos consumidos es de 20 minutos, tiempo que irá incrementándose a lo largo de los días. Duración estimada: entre 4 y 7 semanas
  • Plan 7 días: dirigido a aquellos que, por algún motivo, quieran dejar de fumar en una semana. El tiempo mínimo entre cigarrillos también es de 20 minutos lo que irá modificándose durante el tratamiento hasta llegar a cero.

El segundo programa de Autocontrol, tiene una duración indefinida y está dirigido a aquellas personas que quieran controlar el consumo de tabaco o bien prepararse para realizar uno de los programas de abandono definitivo.
Nicostopper, trabaja sobre los principales factores que impiden al fumador dejar de serlo: la dependencia física y psicológica. A través de la Terapia Conductual Cognitiva, Nicostopper trata de modificar la conducta del fumador y reforzar su voluntad con mensajes constantes de autoayuda a lo largo del tratamiento. El usuario dispone de una función de ayuda que le será proporcionada de forma objetiva durante y después del tratamiento en los primeros días sin tabaco.

Información obtenida de:


http://www.fagor.com/es/_bin/cast/index.php


Imprime esta página Imprime esta página