Detesta que su novio fume

Nataly, Rancagua (Chile)

Hola.

Bueno, resulta que mi pololo tiene 21 años, lo conozco hace dos años.

Lo conocí diciéndole que me molestaba que fumara, que no tenía por qué hacerlo, él ha sido fumador desde los 14 años.

Al principio de nuestra relación dejó de fumar, luego me prometió que no lo iba a hacer y finalmente yo me entere por su mamá que había roto esa promesa, me sentí súper engañada y estúpida.

Resulta que hace como 2 meses empezó a fumar de nuevo, lo cual fue gatillado por un problema familiar.

Personalmente yo detesto el cigarro, por eso nunca más fumé solo cuando era más chica, como a los 15 años. Me molesta mucho el olor, de hecho me da asco que mi pololo tenga olor a cigarro y se lo he dicho en reiteradas ocasiones pero como que él ahora tomó la actitud de “si fumo, mala suerte para ti, aguanta no más” lo que a mí me complica mucho pues en un momento accedió a dejar de fumar, entonces cada vez que yo sé que fuma me siento súper estúpida y engañada, de verdad no sé cómo tratar el tema con él, porque me molesta demasiado el que él sea fumador, no soporto el olor, ¡el aliento es asqueroso!.

Espero me puedan ayudar.

Gracias.


Nataly, es muy gratificante cruzarse con gente como tú,

Ante todo, déjame felicitarte por tener las ideas tan claras y tan bien formadas. Tienes razón en tu actitud frente al tabaco, pues en efecto es muy dañino y encima su olor es desagradable y se pega a cuerpo y aliento con una molesta facilidad. Sin duda estoy seguro que tú serás la mejor ayuda que jamás podrá encontrar tu novio para dejar de fumar. Por todo ello, enhorabuena, porque serás una pieza fundamental para que tu novio se desligue del dichoso cigarro.

Para cualquiera, dejar de fumar es una decisión muy personal. De hecho, mientras más formada, asimilada y reflexionada esté la idea de abandonar el tabaco, más garantías de éxito se tendrá. A veces se intenta abandonar el tabaco influenciado por “factores externos” (trabajo, familia, pareja, amigos…), pero si no se está absolutamente concienciado de ello, es muy complicado desterrar este vicio por completo. Recaer no significa que se sea mal novio, hijo o empleado, sólo significa que cada uno tiene que encontrar “su momento”. Por todo ello, supongo que cuando tu novio fuma no lo hace por dañarte, sino por satisfacer una necesidad muy profunda y arraigada: adquirir su dosis de Nicotina. Sobre todo cuando nos explicas que ha afrontado una época complicada.

Tu actitud es muy importante en todo esto, máxime cuando tú le conociste siendo fumador. Siempre que quieras o lo necesites, habla con él abiertamente del tabaco, sin tapujos. Que el tabaco no se convierta en un tema prohibido o tabú. Déjale hablar y que te explique sus motivos, y tú habla con él de manera cariñosa, cercana y siempre con una postura de ayuda, nunca utilices el tono de reproche o amenaza, porque no funcionará y encima debilitará vuestra relación. Disfrutad de los momentos que paséis juntos y no le estés recordando constantemente el tema porque generará situaciones incómodas. Si él tiene la confianza de poder hablar abiertamente del tema contigo, podrás ayudarle mucho mejor cuando lo esté dejando y te cuente su experiencia, problemas, inquietudes, etcétera.

Todo fumador pasa por diferentes etapas. No te queda más remedio que esperar a que él vaya superando las diferentes fases hasta descubrir por sí mismo que debe dejar de fumar. Es importante que él esté convencido de dejarlo. Si no es así, aunque quiera, él no pondrá la misma voluntad y no será tan efectivo.

Aunque tu postura es la correcta, tú debes estar tranquila. No te agobies y sé paciente. No te lo lleves al ámbito personal. Dejar el tabaco no es algo que tu novio deba decidir urgentemente, dale su tiempo y esperemos que pronto abra los ojos como tú lo hiciste a tus 15 años. Confío en que teniéndote a su lado, pronto te dará una alegría.

Así que ármate de razones para convencerle de una manera amistosa. Además de la salud, existen muchos argumentos de peso para que tu novio no fume, por ejemplo, motivos estéticos: fumar deja mal olor en piel, ropa y mal aliento que te molestan mucho, estropea la piel, destroza los dientes…. También tienes argumentos económicos (cada día el tabaco cuesta más dinero), pues el coste del tabaco se puede dedicar a actividades más divertidas o útiles que incluso podáis compartir. Actividades deportivas también se disfrutan más cuando no fumas, además de aumentar la resistencia. En definitiva, el tabaco no vale para nada, no ayuda a concentrarte, no relaja, ni alimenta, ni sabe bien… es un vicio estúpido y absolutamente prescindible. Yo le diría también que empezó a fumar desde muy niño y no se dio cuenta a tiempo como sí hiciste tú, que cada día que pasa su adicción se hará más y más fuerte y que debe tener claro que en algún momento, antes o después, tendrá que dejar de fumar y lo pasará mal. Es algo que se puede evitar si lo deja lo antes posible.

Tu novio y tu podéis consultar nuestra sección de argumentos para dejar de fumar de nuestra web para intentar buscar vuestros propios motivos para abandonar el tabaco.

Si te queda alguna duda, escríbenos siempre que quieras. Si tu novio se anima, estaremos encantados de atenderle también. Si ves que acepta ayuda y consejos de profesionales, quizá el sistema público de salud de tu ciudad tenga un equipo médico que le ayude a dejar de fumar. Nosotros también podríamos ayudarte a buscar profesionales en tu ciudad o región.

Mucho ánimo y suerte, esperamos que pronto nos escribas dándonos buenas noticias.

Sobre eltabacoapesta.com:
Envíanos tus consultas para publicar en este consultorio
Página principal de la sección
Portada de eltabacoapesta.com

Print This Post Print This Post